Televentas: +55 67 3391.1000

Agriculutura / ILP

Germisul Agriculutura / ILP

Cobertura Muerta la Nueva Solución

1 - INTRODUCCIÓN

Brasil ha pasado por muchos cambios económicos en los años 90, que de alguna manera contribuyeron a la apertura del comercio internacional, el aumento de la competitividad, la búsqueda de nuevas alternativas tecnológicas y la mejora de la calidad de los productos en el punto de vista de la demanda de los consumidores a nivel internacional.

A finales de los 60 la ganadería fue utilizada por grandes propietarios para caracterizar la tenencia de la tierra. Históricamente, el sistema de producción predominante fue la extracción de los pastos nativos, sin preocupación con inversión y la adopción de tecnología. Sin embargo, este perfil ha cambiado a la vista de los altos costes de producción y los ganaderos han buscado alternativas para sobrevivir.

Uno de los mayores problemas en la industria ganadera nacional, porque es básicamente pastaje, es la degradación de las pasturas. En una pastura degradada la productividad es de alrededor de 2 kilos por hectárea / año, mientras que en un pasto bien manejado y en buenas condiciones puede alcanzar una media de 16 arrobas / ha / año. Por lo tanto, una forma de reducir costos de recuperación o formación de los pastos es a través de la siembra de gramínea asociada a un grano (soya, maíz, etc).

2 - SITUACIÓN DE LOS PASTOS BRASILEÑOS

El área de pastizales, con especies que se cultivan en Brasil es de alrededor de 115 millones de hectáreas (ha), mientras que el área con pasto nativo es de 144 millones. Estas áreas son el hogar de alrededor de 195 millones de cabezas de ganado lo que proporciona una taja de 0,75 cabezas por hectárea y una producción de cerca de ocho millones de toneladas.

Sin embargo, los suelos que están bajo los pastos son, en su mayoría, pobres, con un largo con arcillas con baja actividad, que consiste en una mezcla de caolín, óxido de hierro y cuarzo y un bajo contenido de minerales. En consecuencia, el forraje existente nativo en estos suelos presencian una baja productividad y las forrajes establecidas por corrección del suelo para la formación de estos pastos, se presentan en un corto período de tiempo, una fuerte disminución de la productividad. Este corto período de uso de los pastos está estrechamente relacionado con el insuficiente suministro de nutrientes del suelo a las especies de pastos introducidos lo que conduce a su degradación. Se entiende por la degradación de los pastos “el proceso evolutivo de la pérdida de vigor, la productividad, la capacidad de recuperación natural de los pastos para sostener los niveles de producción y calidad requeridas por los animales, así como para superar los efectos nocivos de las plagas, enfermedades y malezas, que conducen a la degradación de los recursos naturales, debido a una gestión inadecuada “(Macedo, 1993).

2.1 – SUCESIÓN DE culturas como medio de recuperación de pasturas degradadas

En la actualidad, los sistemas mixtos de exploración de cultivos y ganadería han llamado la atención de las ventajas que presentan en relación a los sistemas aislados de la agricultura o la ganadería. Son llamados sistemas integrados de agricultura-ganadería o, simplemente, cultivos y ganadería de Integración (ILP). La integración Agricultura-Ganadería se puede definir como la diversificación, la rotación, consorciación o sucesión de las actividades de agricultura y la ganadería dentro de la finca en armonía, formando un solo sistema, de manera que hay beneficios para ambos. Permite, una de las principales ventajas que el suelo se explota económicamente durante todo el año o al menos la mayor parte de ella, favoreciendo un aumento en el suministro de grano, carne y leche a un costo más bajo debido a sinergismo que se crea entre el cultivo y el pastoreo (Alvarenga, 2004)..

2.2 – OBJETIVOS DE LA INTEGRACIÓN DE AGRICULTURA/GANADERÍA

Los principales objetivos de la ILP se pueden enumerar de la siguiente manera:

2.2.1 – La recuperación o la renovación de pasturas degradadas.

Este es el objetivo principal de la integración. En este sistema, la agricultura es utilizada para que el grano le pague, al menos en parte, los costos de rehabilitación o reforma de los pastos. En el área de pastizales degradados, el grano se cultiva por uno, dos o más años y luego se vuelve a los pastos, que se aprovecharán de los nutrientes residuales de la agricultura en la producción de forraje. Para evitar otro ciclo de degradación, es necesario elaborar un programa de fertilización de mantenimiento de los pastos recién desplegada (Alvarenga, 2004). Es importante señalar que para la mayoría de los suelos de Minas Gerais, así como en todo Brasil, si no se hace fertilización de mantenimiento, este método da resultados en los primeros dos o tres años. Después de este período, un nuevo ciclo de pastizal sufre degradación debido al agotamiento de los nutrientes que ingresan al sistema a través de la fertilización de los cultivos. Por lo tanto, es necesario cultivar en la zona de nuevo para reponer los nutrientes (Moraes, 1993).

2.2.2 – Mejorar las condiciones física y biológica del suelo con los pastos en el área de cultivo.

Los pastizales dejan cantidades apreciables de paja sobre el suelo y las raíces en el perfil del suelo. Esto tiende a aumentar la materia orgánica, lo cual es crucial para mejorar la estructura física del suelo. Ella es también una fuente de carbono para los meso y microorganismos del suelo. Además, la descomposición de las raíces crea una red de canales diminutos en el suelo importante en el intercambio de gases y un movimiento descendente de agua (Moraes, 1993, M y Zimmer, 1993). Este nuevo entorno creado por la ILP en el suelo, es imprescindible para impactar positivamente en la productividad y la sostenibilidad del sistema agrícola.

2.2.3 – Recuperar la fertilidad de la tierra con el cultivo en la zona de pastos degradados.

La corrección de la química de los suelos y la fertilización para los cultivos recuperan la fertilidad del suelo, aumentando el suministro de nutrientes a los pastos y, por tanto, su potencial de producción (Alvarenga, 2004).

2.2.4 – Producción de pastos, forrajes almacenados y granos para alimentación animal en la estación seca.

Además de la producción de ensilaje y grano, el ILP permite que el pasto producido en el consorcio sea utilizado durante la estación seca. La corrección del perfil del suelo proporciona un mejor desarrollo del sistema radicular de la forrajera que de esta manera se profundiza el perfil y absorbe el agua a mayor profundidad, proporcionando una mayor persistencia al suelo durante la estación seca (Alvarenga, 2004).

2.2.5 – Reducción de los costes, tanto de la agricultura y de la ganadería.

Como hay ganancia en la productividad tanto de los cultivos cuanto de los pastos, menor demanda por pesticidas y la mejor utilización de mano de obra, entre otros factores, los costos de producción son reducidos (Alvarenga, 2004, Maraschin, 1985).

2.2.6 – Aumentar la estabilidad de renta del productor.

La diversificación de los cultivos en los sistemas de rotación y el aumento de la productividad proporcionan una mayor estabilidad de renta, ya que reducen los riesgos inherentes al cultivo de una única cultura (Alvarenga, 2004).

2.3 – Modelos de renovación o reforma de los pastos

La reforma de los pastos no es un tema nuevo, pero sólo hace pocos años que se ha abordado de manera integral, debido a la necesidad de los ganaderos en mejorar la rentabilidad de sus operaciones mediante la reducción de costos a través de mejoras en la eficiencia de la producción.

Entre los diversos sistemas de renovación de pastos se consideran tres modelos: el sistema convencional, el sistema Barreirão (Kluthcouski et al, 1991.) y el Sistema Santa Fe (Alvarenga, 2004).

2.3.1 – Sistema Convencional

Se trata de un sencillo sistema de renovación, de baja tecnología, que consiste en un leve encalado, grada y siembra / fertilización del nuevo pasto, siendo un período previsto de renovación a cada cinco años. Se estima una capacidad de una cabeza por hectárea, con una ganancia promedio de peso vivo de 0,5 kg / cabeza / día durante 240 días al año.

2.3.2 – Sistema de Barreirão

Este sistema fue perfeccionado por Kluthcouski et. al (1991) desde el sistema de labranza de suelo invertida, adaptado por Seguy et. al (1984) del Centro Nacional de Investigación en Arroz y Frijoles (CNPAF) de EMBRAPA

La técnica consiste en empezar a preparar el suelo con rastra de discos en la estación seca para reducir el número de plantas establecidas de Brachiaria y disminuir la resistencia a las operaciones de preparo del suelo posteriores. Entonces, después de las primeras lluvias, con humedad adecuada, se procede a una labranza con un arado a profundidad de 30-35 cm. El objetivo es poner toda la capa orgánica y semillas de pastos restantes a profundidad de no germinación. Después de esta preparación que muchas veces no requiere más la grada, es posible sembrar arroz, con semillas en una de la cajas y semillas con fertilizante y Brachiaria en otra caja. La técnica consiste en la siembra de arroz en un pasto más superficial (2-3 cm) y fertilizante y la semilla de pasto más profunda (8 cm) (Macedo y Zimmer, 1993). El sistema fue desarrollado principalmente para sustitución de pastos de la B. decumbens por B. Brizantha cv. Marandú, que aprovechan el efecto residual de la fertilización del arroz en la renovación de los pastos. El efecto directo sería la posibilidad de obtener un pasto de mejor valor nutritivo, aumentar la capacidad y principalmente amortizar los costos principalmente a través de la venta de la producción de arroz (Macedo y Zimmer, 1993).

2.3.3 – Sistema de Santa Fe

Recientemente, Embrapa Arroz y Frijoles ha desarrollado otro sistema de renovación de pasto similar al sistema Barreirão, denominado Sistema Santa Fe, que es un consorcio de una cultura, especialmente el maíz, el sorgo, el arroz o la soja, con forrajes tropicales, principalmente Brachiaria, mientras que el Panicum también está siendo ampliamente utilizado, incluso con la gestión del consorcio que requiere más atención. Este sistema tiene una gran ventaja, ya que no modifica el calendario de actividades de los productores y no requiere equipos especiales para su implantación. El sistema consiste en la plantación simultánea de la cosecha de grano o de forraje o en el plantío más desplazado de la forrajera alrededor de 20 a 30 días después de la aparición de los cereales. Este sistema tiene como objetivo la producción de grano o de forraje de cereales, la producción de pasto en el período de la seca y paja para el sistema de siembra directa, aunque puede ser utilizado en la labranza convencional de preparo de suelo.

Los procedimientos para la siembra de cereales son tradicionales. En la siembra simultánea, dependiendo del tipo de forraje, las semillas son mezcladas con fertilizantes del cereal. Es importante cuidar para que esta mezcla sea hecha en el día de la siembra y ajustar la profundidad de la deposición de fertilizantes + semillas de mayor profundidad, teniendo cuidado de no exceder el límite de modo que haya emergencia de las plántulas. Es conveniente establecer una o dos líneas adicionales de forraje en las entrelíneas de cereales para mejorar la formación de la pastura, que dependerá del espacio y de los equipos de siembra disponibles. Otra posibilidad es la siembra desplazada de forraje en 20 a 30 días después de la aparición de los cereales: se planta el cereal soltero y cuando ya está establecido, se hace la siembra de forraje. Una vez más, dependiendo del equipo, esta siembra puede ser con máquinas o sobre siembra a lanzamiento.

La gestión del consorcio no es muy diferente de la cosecha soltera. El control de malezas y forraje en el consorcio es de gran importancia y debe ser realizado con herbicidas específicos para hojas anchas y con sub dosis de herbicidas para controlar malezas de hoja estrechas selectivo al cereal sembrado. Esta sub dosis del herbicida causa un estrés en la forrajera, con un paro temporal de su crecimiento. Esto permite que no haya competencia por nutrientes y agua durante el período crítico, que va hasta los 50 días.

Cuando el forraje se recuperar del estrés, el cereal ya estará bien desarrollado, restringiendo la penetración de la luz. Con esto, la forrajera tendrá su crecimiento limitado. Al comienzo del secado de las hojas de cereal, la forrajera volverá a crecer en una mayor velocidad. Así la cosecha no deberá sufrir retraso pues la forrajera puede crecer mucho y causar trastornos en la cosecha. Después de la cosecha, debe hacer un pastoreo rápido de formación para estimular el macolla miento de la forrajera. Después la eliminación de los animales, el área debe ser cerrada por un período suficiente para rebrotar y crecer hasta la fase final de pastoreo, que ocurrirá en 60 a 90 días dependiendo de las condiciones meteorológicas. Caso el cereal sea cosechado para ensilaje, el área se cierra a continuación hasta el momento del primer pastoreo definitivo.

Al final de la sequía, el pasto es cerrado y en el comienzo de las lluvias, se deseca iniciando un nuevo ciclo de consorcio en el sistema de plantío directo o convencional. En muchos casos, los ganaderos han adoptado esta tecnología sólo para recuperar o renovar las pasturas. Un programa de fertilización de mantenimiento y el pastoreo controlado ha permitido la utilización de nuevos pastos por un periodo indefinido, con una alta productividad. Caso este programa no sea implementado, el nuevo pasto se degradará en el máximo tres años, siendo necesario recuperarlo de nuevo, como ya se ha señalado (Alvarenga, 2004).

3 – Impacto de la integración entre cultivos y ganadería EN LA PRODUCCIÓN DE GANADO

La integración agricultura-ganadería presenta como una de sus ventajas el aumento de la capacidad de carga de los pastos y, consecuentemente, una mayor productividad animal, en comparación con los sistemas de pasturas degradadas.

Contacto

Rua Manicoré, 560 - Bairro Entroncamento
Campo Grande - Mato Grosso do Sul
Telefone: +55 67 3391.1000

Ingresse su E-Mail


© 2015 - Distribuidor y Exportadores Germisul Seeds Ltd. - Todos los derechos reservados. Todos los materiales son propiedad de Gersmiul. Está prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso expreso del administrador del sitio. • Desarrollo WEB: Idalus Internet Solutions | Diseño Gráfico: Brasil Rural Propaganda